Nuestro esqueleto es en promedio de 14% de nuestro peso corporal y asume un papel importante para la protección de nuestros órganos vitales. A lo largo de nuestras vidas acumulamos masa ósea hasta alrededor de la edad de 30 años, cuando empezamos a perderla lenta y progresivamente. Esta pérdida es más acentuada en mujeres que en hombres. Este fenómeno puede resultar en algunos casos en la Osteoporosis, que se llama la “enfermedad silenciosa” pues los síntomas sólo aparecen cuando el hueso ya está débil y dañado.

Podemos luchar contra ese efecto, practicando un estilo de vida saludable. Para esto debemos tener el cuidado de regularmente ingerir calcio y otros minerales que potencian su absorción, practicar la actividad física y evitar fumar.

Para una nutrición adecuada debemos consumir en la edad adulta alrededor de 1000 a 1200 mg de calcio al día. Normalmente los alimentos indicados como fuentes de calcio son los tradicionales productos lácteos como leche, queso e yogur. Sin embargo, para mantener la integridad de la masa ósea no es necesario dar prioridad exclusiva a estos alimentos. Tenemos algunos vegetales como la col y los bróculi y también algunas carnes como fuentes alternativas.

Se conoce que la carne de conejo es una de que las que presenta mejor proporción de calcio y fósforo, otro nutriente esencial para que el hueso absorba el calcio. Así que esta carne sería una de las listas alternativas al consumo de productos lácteos.

Además del propio contenido de calcio en los músculos tenemos el calcio de la carcasa del conejo. De destacar, sin embargo, que el calcio de la carcasa sólo será posible ingerir utilizando una técnica de culinaria particular: el escabeche. El vinagre, componente fundamental de un escabeche, ayuda a extraer el calcio que se encuentra en la carcasa ósea del conejo. Si preparar el escabeche la víspera permitirá que el calcio que se encuentra en el hueso pase para la salsa del escabeche y así, de manera deliciosa, logrará potenciar todo el calcio que existe en el conejo.

Conejo en Escabeche

Ingredientes:

  • 1 conejo
  • 2 dl de aceite de oliva
  • 3 dl de vinagre
  • 3 cebollas medias
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • sal y pimienta q.b.
  • 2 dl de agua
  • 1 manojo de perejil

Preparación:

  1. Cortar el conejo en trozos y cocer en un cazo cerrado con aceite de oliva, vinagre, cebolla en rodajas, ajos picados, sal, pimienta, agua y laurel.
  2. Cuando esté cocido se quita el conejo y se deshila.
  3. Se tritura la salsa con la varilla mágica y vuelve a la lumbre con el perejil picado para apurar un poco. Se corrigen los temperos.
  4. Disponga el conejo en un plato de barro fondo con salsa encima y sirva el día siguiente.

Conejo en Escabeche