Para mantenernos saludables debemos dar a nuestro organismo todo que necesita para trabajar de manera regular y equilibrada. Para conseguirlo hay que elegir los alimentos que comemos, por su riqueza en nutrientes indispensables, pero también considerando la ausencia de otros componentes que puedan ser prejudiciales a nuestra salud. Es en la elección correcta y sabia que está la magia de la nutrición.
Las proteínas son indispensables para la formación del tejido muscular y para la reparación celular. Cerca de 10 a 15% del valor calórico total de nuestra dieta debe ser proveniente de las proteínas. Estas están indicadas en mayores cantidades en niños en crecimiento, en deportistas, en la recuperación de cirugías y en algunas patologías que conducen a un adelgazamiento rápido con pierda de masa muscular.

Necessidade de Proteínas Actualmente, se promueve cada vez más la ingestión de proteínas de origen vegetal, con el objetivo de reducir el consumo de grasas saturadas que, en exceso, conducen a algunas patologías. Sin embargo, sabemos que las proteínas vegetales no son completas, o sea, no contienen todos los aminoácidos necesarios al organismo. En las proteínas de origen animal encontramos un elevado valor biológico, pues proveen todos los aminoácidos esenciales y que son fácilmente absorbidos.
Así, para garantizar los beneficios del consumo de proteínas de alto valor biológico, sin las desventajas normalmente asociadas al consumo de carne, como por ejemplo, mayor ingestión de colesterol y grasas saturadas, se recomienda por esa razón que se elijan carnes blancas.

Cuando nos acordamos de carnes blancas, la primera idea que surge es el pollo, pavo y pato, pero la carne de conejo también es un excelente ejemplo de ese tipo de carne.
La carne de conejo es rica en proteínas, tiene bajo nivel de grasas y es fuente de vitaminas del complexo B (B3, B6 y B12), potasio, fósforo e hierro. Esta carne es un aliado para su alimentación saludable, de confección fácil y sabor agradable.


Recetas Saludables y Sabrosas:

El conejo puede ser preparado tal como el pollo o el pavo, es una carne suave, sabrosa y de fácil preparación.

Conejo al Cilantro:
  • 1 Conejo
  • Salsa de cilantro
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de Oliva q.b.
  • Sal q.b.
  1. Precaliente el horno a 180 grados en la opción grill.
  2. Unte el conejo con un poquito de sal fina. Léveselo al horno y a medio de la preparación gíreselo. Cuando esté tostado, cerca de 40/45 minutos después, rompa las piernas y el pecho a medio para asar mejor.
  3. Mientras eso, prepare la salsa que colocará en el conejo, pique ajo y cilantro y envuelva con aceite.
  4. Después corte en pedazos y riegue con la salsa que ha preparado.
  5. Acompañe con patata cocida y ensalada.

Coelho de coentrada