Nutrición

Dra. Rita Almeida, Nutricionista , colabora habitualmente con la Pentacoelho, desarrollo artículos sobre nutrición y preparación de recetas sanas y sabrosas que sugieren confecionadas con carne de conejo.


Drª Rita Almeida, Nutricionista

Rita Almeida

Licenciada en Ciencias de la Nutrición en 2003 en el Instituto Superior de Ciencias de la Salud Egas Moniz.
Mestre de Nutrición Clínica en el año 2012 en la Facultad de Medicina de la Universidad de Coimbra.

Desarrolla su vida profesional en centros médicos y deportivos en diversas áreas tales como la obesidad / obesidad infantil y todas las comorbilidades asociadas (diabetes, hipertensión, hiperlipidemia, etc), el seguimiento de las mujeres embarazadas (pre y post-natal), la nutrición deportiva , trastornos de la alimentación, entre otros.

Colabora con guarderías o jardines de infancia para la preparación de los menús y la formación de educadores y profesionales de la infancia.
Las acciones llevadas a cabo y talleres de capacitación en nutrición y colabora con la Universidad de la Tercera Edad de Torres Vedras.


Artículos

Necessidades Nutricionais Especiais

Há certas alturas da vida em que se recomenda cuidados redobrados com a alimentação. São etapas da vida em que se devem comer alimentos de fácil digestão, ricos em proteínas e minerais mas também pouco gordos.

Estas etapas são: A diversificação alimentar de um bebé; a convalescença de alguma doença; e na idade mais avançada.

Nestas 3 situações particulares e tão distintas entre elas encontramos um padrão: necessidades nutricionais elevadas e alimentos de fácil digestão.

Na infância o sistema digestivo é muito imaturo e sensível a alergias. A introdução dos alimentos deve ser progressiva e calma. As primeiras carnes a introduzir na sopa de legumes de um bebé são as carnes brancas (peru, frango e coelho). A razão é simples, as carnes brancas são de fácil digestão e fornecem o ferro necessário nesta etapa da vida de um bebé.

Na convalescença de uma doença, principalmente quando se teve febres altas é necessário recompor o organismo e intensificar o consumo de proteínas.

Porém, nem sempre nestas ocasiões se está com o apetite “normal”, é comum que não se tolerem refeições condimentadas nem volumosas. A carne branca é então uma boa escolha para as suas refeições.

Na idade avançada é muito habitual a substituição das refeições “principais” pelo típico “chá e torradas”. Nestes casos acabamos por ver que o idoso fica desnutrido e com tendência a anemia. Para quem já não faz bem a digestão e não tolera bem refeições pesadas, mas que tem necessidades elevadas de proteína e ferro mais uma vez a carne branca, como a de coelho são as mais aconselháveis.

Ensopado de Coelho

Ingredientes

  • 1 coelho
  • 800gr de batata
  • 4 cenouras médias
  • 1 cebola picada
  • 1 dente de alho
  • 1 folha de louro
  • 2 colheres sopa de azeite
  • 2 colheres sopa de vinagre
  • 1 colher sopa de farinha
  • ½ litro de caldo de carne
  • Coentros picados q.b.
  • Sal e pimenta q.b.

Preparação:

  1. Corte o coelho em pedaços e ponha num tacho, tempera-se com sal e pimenta.
  2. Rega com vinagre, louro, junta-se a cebola, os coentros picados, o alho e deixa marinar 2 horas.
  3. Escorre-se o coelho da marinada (côa a marinada e reserva) e aloura-se no azeite, vai mexendo. Polvilha-se com a farinha, mexendo bem para envolver com a gordura. Vai deitando aos poucos a marinada coada, junta o caldo de carne, as batatas as rodelas e as cenouras cortadas. Tapa e deixa estufar.
  4. Serve-se com pão torrado num prato fundo.

Coelho Ensopado


Calcio e Conejo

Nuestro esqueleto es en promedio de 14% de nuestro peso corporal y asume un papel importante para la protección de nuestros órganos vitales. A lo largo de nuestras vidas acumulamos masa ósea hasta alrededor de la edad de 30 años, cuando empezamos a perderla lenta y progresivamente. Esta pérdida es más acentuada en mujeres que en hombres. Este fenómeno puede resultar en algunos casos en la Osteoporosis, que se llama la “enfermedad silenciosa” pues los síntomas sólo aparecen cuando el hueso ya está débil y dañado.

Podemos luchar contra ese efecto, practicando un estilo de vida saludable. Para esto debemos tener el cuidado de regularmente ingerir calcio y otros minerales que potencian su absorción, practicar la actividad física y evitar fumar.

Para una nutrición adecuada debemos consumir en la edad adulta alrededor de 1000 a 1200 mg de calcio al día. Normalmente los alimentos indicados como fuentes de calcio son los tradicionales productos lácteos como leche, queso e yogur. Sin embargo, para mantener la integridad de la masa ósea no es necesario dar prioridad exclusiva a estos alimentos. Tenemos algunos vegetales como la col y los bróculi y también algunas carnes como fuentes alternativas.

Se conoce que la carne de conejo es una de que las que presenta mejor proporción de calcio y fósforo, otro nutriente esencial para que el hueso absorba el calcio. Así que esta carne sería una de las listas alternativas al consumo de productos lácteos.

Además del propio contenido de calcio en los músculos tenemos el calcio de la carcasa del conejo. De destacar, sin embargo, que el calcio de la carcasa sólo será posible ingerir utilizando una técnica de culinaria particular: el escabeche. El vinagre, componente fundamental de un escabeche, ayuda a extraer el calcio que se encuentra en la carcasa ósea del conejo. Si preparar el escabeche la víspera permitirá que el calcio que se encuentra en el hueso pase para la salsa del escabeche y así, de manera deliciosa, logrará potenciar todo el calcio que existe en el conejo.

Conejo en Escabeche

Ingredientes:

  • 1 conejo
  • 2 dl de aceite de oliva
  • 3 dl de vinagre
  • 3 cebollas medias
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • sal y pimienta q.b.
  • 2 dl de agua
  • 1 manojo de perejil

Preparación:

  1. Cortar el conejo en trozos y cocer en un cazo cerrado con aceite de oliva, vinagre, cebolla en rodajas, ajos picados, sal, pimienta, agua y laurel.
  2. Cuando esté cocido se quita el conejo y se deshila.
  3. Se tritura la salsa con la varilla mágica y vuelve a la lumbre con el perejil picado para apurar un poco. Se corrigen los temperos.
  4. Disponga el conejo en un plato de barro fondo con salsa encima y sirva el día siguiente.

Conejo en Escabeche


Salud y dieta

La tendencia actual es una mayor preocupación con la alimentación, la salud y el mantenimiento del peso. Se discuten diversos temas relacionados con la nutrición, pero a menudo se exagera eliminando algunos placeres de la dieta, entre ellos el sabor agradable del churrasco o de una carne suave y jugosa.

La carne no es tan mala como uno piensa. Comer con moderación y elegir la carne más saludable, proporciona nutrientes esenciales para el cuerpo.

La carne blanca normalmente tiene menor cantidad de grasa saturada y colesterol y por eso su consumo se promueve con relación a la carne roja.

Entre ellas se encuentran las más obvias como pavo o pollo, pero no hay que olvidar que la carne de conejo está también en esta categoría.
Es importante elegir una pieza con menos grasa, pero no necesitamos comer y cocinar de manera insípida. Agradable sabor y textura combinan con cualidades nutritivas que encontramos en la carne de conejo. Esta presenta, como ya mencionado, valores bajos de grasas saturadas (que contribuyen al aumento de colesterol sanguíneo) y es una buena fuente de minerales esenciales para el cuerpo (hierro, magnesio y potasio).

A pesar de la lista de beneficios, debemos tener en cuenta que las carnes demasiado asadas ofrecen un riesgo más alto de desarrollar cáncer del estómago. Esto ocurre debido a una sustancia dañina que se forma, la parte crujiente y oscura, llamada amina heterocíclica.

Las cantidades deben ser equilibradas y alternadas con otro tipo de carne y pescado. Una dosis de 100 a 120gr es la cantidad ideal para aquellos que quieren mantener el cuerpo en forma y saludable.

Conejo con cerezas:

Ingredientes:

  • 1 conejo
  • 600 gr cerezas sin hueso
  • 1,5 dl de vino de Oporto
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 30 gr de mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 ramita de tomillo
  • sal y pimienta al gusto
  1. Corte el conejo en trozos y, en un tazón, sazone con sal, pimienta, tomillo, vino de Oporto y cebolla picada. Deje marinar 2 horas.
  2. Al final de este tiempo, limpie los trozos de carne y les deje escurrir. Pase la marinada por un colador y reserve el líquido.
  3. Lleve al lumbre una sartén con aceite de oliva y mantequilla, añada la carne y deje dorar. Agregue 2 cucharadas de agua, cubra y cocine a fuego lento durante 40 minutos.
  4. Enseguida retire la carne y reserve caliente. Ponga las cerezas en la salsa de la sartén, luego agregue el líquido del adobo y deje cocinar 5 minutos.
  5. Servir el conejo con las cerezas y decorado a su gusto.


CONEJO Y ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Ya no es novedad para nadie que la alimentación tiene un papel muy importante en nuestra salud, ya sea por la posibilidad de prevenir problemas de salud, como por otra parte, podemos a través de una dieta desequilibrada contribuir a la aparición de patologías. Entre las patologías que la dieta puede impedir se destacan las enfermedades cardiovasculares. Estas se ven agravadas cuando recurrentemente se cometen errores como la excesiva ingesta de sal, grasas saturadas, alcohol y azúcares refinados.

Una de las principales recomendaciones nutricionales es la disminución en el consumo de colesterol, que no exceda los 300 mg diarios. Tenemos dos tipos de colesterol, HDL (“colesterol bueno”) y LDL colesterol (“colesterol malo”) que se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos. Tanto el exceso de colesterol LDL, como la falta de colesterol HDL aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular.

El colesterol está presente en todos los alimentos de origen animal en diferentes cantidades. Tenemos carnes más ricas en colesterol, carnes rojas (vaca, cerdo,  menudillos, embutidos) y tenemos carne con menor contenido de colesterol que se llaman carnes blancas, donde encontramos la carne de conejo.

La carne de conejo es baja en grasa y colesterol, una ventaja nutricional cuando se compara a la de cerdo o vaca * (ver tabla).

Este tipo de carne se recomienda en lugar de carne roja para aquellos que quieren reducir el colesterol.

Como puede ver, no necesita renunciar a los placeres de la carne para tener una buena salud.

 

 

Tipo de Carne Colesterol (mg/100gr)
Conejo cru 48
Cerdo (chuleta) crudo 74
Vaca (lomo) cruda 91
* Tabla de composición de alimentos – Instituto Nacional de Saúde Doutor Ricardo Jorge.

Conejo con judías:

  • 1 Conejo
  • 3 Cucharas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 2 Cebollas medianas
  • Sal y pimienta al gusto

Marinada:

  • 1 Botella de vino tinto
  • 3 Dientes de ajo picado
  • 1 Hoja de laurel
  • Romero/Tomilho y perejil al gusto
  1. Cortar el conejo y dejar 24 horas a marinar
  2. Freír la cebolla y el ajo picado en un hilo de aceite de oliva.
  3. Agregar los trozos de conejo drenados freír en fuego fuerte. Sazonar con sal y pimienta.
  4. Unir parte del líquido de la marinada y cocinar a fuego lento.
  5. Cuando el conejo esté cocido, retirar los trozos y añadir las judías blancas previamente hervidas y zanahorias en rodajas.
  6. Cocinar un poco y está listo para servir.


La Necesidad de Proteínas

Para mantenernos saludables debemos dar a nuestro organismo todo que necesita para trabajar de manera regular y equilibrada. Para conseguirlo hay que elegir los alimentos que comemos, por su riqueza en nutrientes indispensables, pero también considerando la ausencia de otros componentes que puedan ser prejudiciales a nuestra salud. Es en la elección correcta y sabia que está la magia de la nutrición.
Las proteínas son indispensables para la formación del tejido muscular y para la reparación celular. Cerca de 10 a 15% del valor calórico total de nuestra dieta debe ser proveniente de las proteínas. Estas están indicadas en mayores cantidades en niños en crecimiento, en deportistas, en la recuperación de cirugías y en algunas patologías que conducen a un adelgazamiento rápido con pierda de masa muscular.

Necessidade de Proteínas Actualmente, se promueve cada vez más la ingestión de proteínas de origen vegetal, con el objetivo de reducir el consumo de grasas saturadas que, en exceso, conducen a algunas patologías. Sin embargo, sabemos que las proteínas vegetales no son completas, o sea, no contienen todos los aminoácidos necesarios al organismo. En las proteínas de origen animal encontramos un elevado valor biológico, pues proveen todos los aminoácidos esenciales y que son fácilmente absorbidos.
Así, para garantizar los beneficios del consumo de proteínas de alto valor biológico, sin las desventajas normalmente asociadas al consumo de carne, como por ejemplo, mayor ingestión de colesterol y grasas saturadas, se recomienda por esa razón que se elijan carnes blancas.

Cuando nos acordamos de carnes blancas, la primera idea que surge es el pollo, pavo y pato, pero la carne de conejo también es un excelente ejemplo de ese tipo de carne.
La carne de conejo es rica en proteínas, tiene bajo nivel de grasas y es fuente de vitaminas del complexo B (B3, B6 y B12), potasio, fósforo e hierro. Esta carne es un aliado para su alimentación saludable, de confección fácil y sabor agradable.


Recetas Saludables y Sabrosas:

El conejo puede ser preparado tal como el pollo o el pavo, es una carne suave, sabrosa y de fácil preparación.

Conejo al Cilantro:
  • 1 Conejo
  • Salsa de cilantro
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de Oliva q.b.
  • Sal q.b.
  1. Precaliente el horno a 180 grados en la opción grill.
  2. Unte el conejo con un poquito de sal fina. Léveselo al horno y a medio de la preparación gíreselo. Cuando esté tostado, cerca de 40/45 minutos después, rompa las piernas y el pecho a medio para asar mejor.
  3. Mientras eso, prepare la salsa que colocará en el conejo, pique ajo y cilantro y envuelva con aceite.
  4. Después corte en pedazos y riegue con la salsa que ha preparado.
  5. Acompañe con patata cocida y ensalada.

Coelho de coentrada